Centro de Patología Avanzada de Sonora

INMUNO HISTOQUIMICA

En el CENTRO DE PATOLOGIA AVANZADA DE SONORA S. C. aplicamos tecnología de punta en el estudio de las enfermedades para cumplir con nuestra misión de establecer diagnósticos correctos para el mejor tratamiento de los enfermos.

En la era cristiana las enfermedades se identificaban por los cambios que se producían en el cuerpo o en los órganos. Virchow en Alemania en el siglo XIX estableció las bases científicas de la Anatomía Patológica postulando que las enfermedades se pueden diagnosticar por los cambios que se producen en las células y tejidos. Esto que es válido hasta la fecha ha sido superado con tecnología que nos permite identificar cambios que suceden dentro de las células o en lo que ellas producen y a esto se le conoce actualmente como BIOLOGIA MOLECULAR que incluye la inmunohistoquímica, hibridación in situ, reacción en cadena de la polimerasa y otras.

LA INMUNOHISTOQUIMICA es la aplicación de principios y técnicas inmunológicas al estudio de células y tejidos, por este método podemos reconocer el origen de las células en frotis o en cortes histológicos aplicando anticuerpos específicos.

Las células producen proteínas que actúan como ANTIGENOS los cuales al ser inyectadas en seres vivos (ratas, conejos, caballos, etc.) producen ANTICUERPOS. Cuando aplicamos en un corte de tejido un anticuerpo específico, por ejemplo contra células de la próstata, se teñirá positivo únicamente las células de próstata, es decir reconoce el antígeno que se usó en la producción del anticuerpo.

En histología no se visualizaban los complejos ANTIGENO-ANTICUERPO porque son moléculas muy pequeñas e incoloras, actualmente la tecnología ha permitido la amplificación de los complejos ( técnica de inmunoperoxidasa) y
Se tiñen con reveladores como la diaminobencidina (da un color café) y otros reveladores que dan diferentes colores.

La APLICACIÓN mas importante de la INMUNOHISTOQUIMICA es en oncología donde nos permite reconocer el origen de las células, en ocasiones nos permite distinguir si una proliferación de células es un tumor o una hiperplasia. (este tema se expondrá en otro capítulo de estas presentaciones)

LA INMUNOHISTOQUIMICA también nos puede orientar en el pronóstico de un tumor maligno y sobre la posibilidad de recidivas y de resistencias ala quimioterapia.

Además existen anticuerpos que nos permiten reconocer en los tejidos parásitos (Pneumocistis carinii), virus(Hepatitis, citomegalovirus, papiloma- virus, etc.) bacterias ( H. pylori y otras).

ANTICUERPOS CON VALOR PRONOSTICO

Existen tumores malignos en los cuales es necesario utilizar anticuerpos para investigar el curso biológico del tumor, su sensibilidad o la resistencia a medicamentos y el tiempo libre de enfermedad después de recurrencia.

Uno de los anticuerpos más utilizados con este propósito es el p53 , esta proteína se encuentra en cantidades muy pequeñas en condiciones normales
Su función es cuidar que durante la división celular se copien correctamente los códigos genéticos, cuando hay una falla induce la producción de cíclinas para detener la división celular y corregir la falla. Si no hubo corrección induce la producción de otras proteínas como la Bcl-2 que inducen a la muerte (apoptosis) a la células anormales. Por esta función a la p53 se le conoce como oncogene supresor. Esta proteína se encuentra aumentada en tumores malignos de mama, vejiga, próstata, pulmón, hígado y colon. Su presencia se considera como factor de mal pronóstico.

Otro oncogene de mal pronóstico es la proteína Ki-67 . Normalmente es negativo cuando las células están en reposo (fase G 0 del ciclo de división celular)- Es positivo cuando las células se están dividiendo, es considerado como factor de crecimiento. Cuando es positivo en más del 4 % de las células de un tumor maligno se considera de mal pronóstico.

En el cáncer mamario es muy importante la presencia del oncogene Her2/neu, es el mismo que el conocido como c-erbB-2. Se ha demostrado que hay sobrexpresión de este oncogén en el 30 % de los carcinomas mamarios. Su presencia es de mal pronóstico pero también sirve para indicar que puede ser efectivo el tratamiento con anticuerpos monoclonales (HERCEPTIN).

Los receptores de estrógenos y progesterona positivos en carcinoma mamario son de buen pronóstico indican que puede haber una buena respuesta a tratamiento hormonal. Cuando son negativos hay alto grado de recurrencia y la sobrevira es más corta.

Existen otros anticuerpos que se usan con fines de pronóstico pero estos son los que con mayor frecuencia usamos en nuestro Centro de Patología buscando que los pacientes tengan un diagnóstico EXACTO para que reciban el tratamiento CORRECTO Y OPORTUNO.